Maximiliano María Kolbe, santo patrón de los operadores de radio altruistas

Maximiliano María Kolbe, (8 de enero de 1894 – Auschwitz, 14 de agosto de 1941) fue un fraile franciscano conventual polaco que murió voluntariamente en lugar de un desconocido en el campo alemán de concentración de Auschwitz, en la Polonia ocupada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Fue un activo promotor de la veneración al Inmaculado Corazón de María. Fundó y supervisó la Ciudad de la Inmaculada (en polaco Niepokalanów), un complejo religioso cerca de Varsovia, con un monasterio, un seminario, una editorial y una estación de radio (SP3RM). Fundó publicaciones, divulgó otras publicaciones y promocionó la labor de otras organizaciones.

El 10 de octubre de 1982 el papa san Juan Pablo II lo canonizó y lo declaró mártir por la caridad. La Iglesia Católica le venera como santo patrón de los operadores de radio altruistas, de los que padecen adicciones a las drogas, de los presos políticos y del movimiento pro-vida.

Debido a los esfuerzos de Kolbe por promover la consagración y la confianza en la Virgen María, es conocido como el “apóstol de la consagración a María”.

Fundó una organización religiosa llamada Milicia de la Inmaculada, cuyo fin era lograr “la conversión de los pecadores, herejes, cismáticos, infieles y, especialmente, de los masones, y la santificación de sí mismos y todos bajo el patrocinio de la Bienaventurada Virgen María Inmaculada y mediadora”.

Los comentarios están cerrados.