El nuevo programa de monitoreo de voluntarios está en marcha

Después de comenzar el 1 de enero, el nuevo Programa de Monitoreo de Voluntarios se ha puesto en marcha. El 1 de febrero comenzó un «despliegue suave» del programa, diseñado para familiarizar a los Monitores Voluntarios (VM) con los temas de las bandas y poner en práctica qué informar – y qué ignorar, en base a su entrenamiento. Los VMs no sólo buscarán discrepancias operativas, sino también ejemplos de buena operación . El programa VM ha puesto, al menos por el momento, a Riley Hollingsworth, K4ZDH, de nuevo en el centro de la radioafición como Coordinador de Monitoreo Voluntario (VMC). Fue traído a bordo para poner en marcha el programa, y la ARRL eventualmente se hará cargo de la función de VMC.

Hollingsworth está usando un sistema llamado VMTRAC – desarrollado por un VM – para medir el trabajo de los VM y determinar las instancias que califican para un buen operador o avisos de discrepancia, el referido a la FCC, o el seguimiento de las solicitudes de la FCC al programa VM. Hollingsworth informó que durante marzo, los 165 VMs activos registraron más de 2.300 horas de monitoreo en HF, y casi 2.000 horas en VHF-UHF y otras frecuencias.

«Estoy muy contento con el número de horas dedicadas a la monitorización en esta fase temprana del programa», dijo Hollingsworth. No se ha dejado ninguna piedra sin remover. Dos VMs monitorean constantemente FT8 y han desarrollado programas que les alertan si un licenciatario está operando fuera de los privilegios otorgados a esa clase de licencia o si una licencia ha expirado. «Eso ha ocurrido en media docena de casos hasta ahora», dijo.

«Tenemos 30 casos abiertos, cinco de los cuales son buenos casos de operadores», dijo Hollingsworth. «En cuanto a los casos abiertos relacionados con violaciones de las reglas, ninguno ha tenido que ser referido a la FCC.» Dijo que ha experimentado con cartas, llamadas telefónicas o correos electrónicos a los sujetos de los informes de discrepancia donde podían ser identificados. Mientras espera respuestas a su correspondencia escrita, ha recibido respuestas a sus llamadas y correos electrónicos, y las violaciones han cesado o se han explicado. «Fueron violaciones tales como licencias vencidas, Techncian que operan en frecuencias de General, uso no autorizado de un indicativo (letras) e interferencia deliberada», dijo.

Un caso «que se está preparando para ser remitido a la FCC», dijo, implica una interferencia de larga data a un repetidor en el área de Filadelfia por alguien que utiliza un indicativo (letras) no autorizado. Hollingsworth dijo que trabajó con operadores de control de redes en 75 y 40 metros que habían estado sufriendo serias interferencias, y hasta ahora las soluciones están funcionando.

«Se está haciendo evidente que si el VMC puede establecer un contacto informal con un delincuente conocido, el problema a veces puede ser detenido», dijo Hollingsworth. «Si esto continúa funcionando, minimizará el referir a la FCC y hará que aquellos a quienes referimos sean más dignos de los recursos de la FCC y de una acción más severa. No queremos llamar a la FCC a menos que sea absolutamente necesario, pero cuando lo hagamos, los sujetos deben entender que la acción de la FCC será acelerada. Creo que nuestro propio alcance de aplicación de la ley puede resolver todos los casos menos los peores. Por el momento, sólo tenemos uno en el que no tenemos sospechas de quién está causando el problema».

Los comentarios están cerrados.