¡Al pan, pan y al vino, vino!

Nos llegó la tarde del miércoles 28 de octubre con la alegre noticia que la FCC, a través de sus representantes, le retiran el alto a las examinaciones en español. ¡Ahora todo es gozo y algarabía! Pero es importante no perder de vista los factores y los actores, que con su empeño y esfuerzo nos llevan a este final feliz.

En primera instancia queremos expresar nuestro agradecimiento al Sr. Norm Goodkin de GLAARG que, con su perseverancia, abundante paciencia y cortesía supo contrarrestar la ignorancia, apatía y parcialidad de quienes se suponían que eran los expertos del tema. Además, queremos agradecer al Sr. Hector Morales, NP3IR por desinteresadamente haber prestado todas sus plataformas de la Fundación Educativa El Vigilante, para llevar el mensaje en contra del atropello que se estaba cometiendo.

Quiero hacer una mención especial a la Sra. Adrienne J. Sherwood de GLAARG, que a pesar de tener prioridades mayores que la nuestra, como su salud, le dio el martillazo que hacía falta para romper las cadenas. Tan magistral fue el golpe que reproduzco parte de la respuesta de la FCC:

“We are stepping back from this issue and you can continue to give exams in Spanish. [..], however we find it would be unfair for some groups to give exams in Spanish while asking others to not give exams. I’ve emailed […] and encouraged them to continue to work with the VEC community […], but at this point, we don’t feel there is a need for us in the process.

Thanks for your patience and we hope the community can find a way to come to agreement on how to meet the demand for the Spanish speaking community to participate in the art.”

Después de esta lectura claro que tenemos que mostrarles nuestro agradecimiento a los oficiales de la FCC, que más tarde que temprano, se dieron cuenta que estaban de más y entorpeciendo el proceso en contra de sus propias regulaciones. Es más a ellos les recomendamos, para su crecimiento profesional, que lean el artículo, ¡Le cuento el milagro y también el santo de los exámenes en español!. Allí aprenderán de sus propias leyes.

De paso, saludamos a los omnipresentes (aka Los Corleone) y resaltar que, según el email la FCC les escribió, deben aprender a ser más cooperadores con los demás VEC y dejar de velar sólo por sus propios intereses o los de las instituciones que representan. ¡Diez chocolatitos para ustedes FCC!

También tenemos que enviarles gracias especiales a los temerarios, porque gracias a su terquedad y junto con la ayuda de un grupo de compañeros que sí se coordinaron con nosotros, los oficiales de la FCC pudieron ver lo irracional de su posición.

Por último, quiero agradecer a muchas personas que sin llamar la atención ni vociferar a los cuatro vientos, trabajaron y trabajan arduamente para dejar un legado para que otros se puedan beneficiar. A los miembros del Concilio Puertorriqueño de Examinadores Voluntarios, ¡mis respetos!

Los comentarios están cerrados.